Hogares inteligentes

En México desafortunadamente tardará porque la base de todo ello es la conectividad y existencia de un mercado competido de operadores de tecnología con servicios de valor agregado.
enero-10

La tecnología continua con su impresionante camino impactando todas las actividades humanas en las empresas, las organizaciones y las personas. Este año se prevé una masificación del uso de la tecnología, producto de dos grandes tendencias tecnológicas: el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en Internet), que cada vez suma mayores capacidades para conectar todo tipo de dispositivo; y la Inteligencia Artificial (IA), que permite la automatización de procesos entre los dispositivos para pensar a favor de los usuarios.

Estás dos grandes tendencias de este 2017 van a transformar un espacio vital del ser humano: el hogar. Se espera que en los próximos meses se multipliquen las plataformas, programas y protocolos, para convertir nuestras casas en hogares inteligentes.

¿Y qué veremos dentro de muy poco en nuestros hogares? Aquí una pequeña lista:

  • Cerraduras inteligentes. Las cerraduras tradicionales que se abren con llaves físicas están por convertirse en cosa del pasado. Ahora ya existen en el mercado dispositivos que permiten abrir y cerrar las puertas de nuestras casas de manera remota a través del celular, o con sólo acercarlo a una cerradura inteligente. Esta tecnología ofrece mayor seguridad a los usuarios que una llave física.
  • Iluminación y climatización automatizada. El ahorro de energía es una de las más importantes preocupaciones de las personas, por ello se ofrecen dispositivos que permiten conectar los aparatos de aires acondicionados, las iluminación doméstica y las cortinas de las ventanas de las casas, para adaptarlos a las instrucciones del usuario a partir de parámetros que busquen sacarle mayor provecho a la posición del sol sobre nuestra casa y las necesidades personalizadas de los habitantes del hogar.
  • Aparatos domésticos inteligentes. Esta tecnología que se ha venido comentando de hace años, ahora ya se puede explotar por medio de plataformas que conectan a lavadoras de platos, refrigeradores y hornos para cocinar. Ya se comercializa la plataforma de Amazon, a través de su asistente Alexa, que permite identificar necesidades de abastecimiento de nuestro refrigerador y pedir de forma automática la entrega de nuevas provisiones en nuestra casa.
  • Asistentes y amas de llaves virtuales. La organización de un hogar demanda la coordinación de muchas operaciones y dispositivos diversos. De ahí que estén apareciendo en el mercado controles remotos que dejan al alcance de nuestros dedos la manipulación de todos los parámetros de nuestros dispositivos conectados. Además, los robots pronto serán un asistente cotidiano para orquestar las actividades del hogar.
  • Camas inteligentes. Ya fueron presentadas una nueva generación de camas inteligentes que utilizan inteligencia artificial y aprenden de manera automatizada para ofrecer una mejor experiencia al dormir. Estas plataformas permiten que la cama de adapte de forma automática a nuestro cuerpo durante las horas de sueño para hacer más efectiva y placentera esta importante actividad humana.
  • Vigilancia inteligente. La seguridad de nuestros hogares están siendo resuelta con el uso de cámaras y sensores inteligentes que no sólo detectan cualquier incursión indebida, sino que son capaces de comunicar las mismas a través de una alerta a nuestro celular, que también permite una inspección remota; grabar con alta definición los hechos para identificar a los delincuentes, o iniciar una rutina de advertencias o aseguramiento del intruso.

Estamos entrando en una etapa de masificación del uso de la tecnología. Ello traerá grandes oportunidades de mejorar la experiencia y disfrute de nuestras casas a través de la automatización de las actividades domésticas, pero también nos ofrecerán beneficios al ayudarnos a cuidar mejor nuestros consumos de energía y vigilar mejor nuestros gastos. Esto que ya sucede en países desarrollados. En México desafortunadamente tardará porque la base de todo ello es la conectividad y la existencia de un mercado competido de operadores de tecnología con servicios de valor agregado. Todo por la ausencia de una verdadera política nacional en materia de tecnología e innovación. Esperemos que pronto haya un despertar de las autoridades en esta importante estrategia, porque de ello depende en mucho nuestro futuro.

Comments

comments