La pandemia que padecemos modificó de manera radical nuestra vida: limitó la convivencia social y afectó seriamente la economía de los países, las empresas y de las personas. Ya son casi nueve meses de impacto y todo apunta a que sus efectos serán por varios meses más hasta que se autorice una vacuna que pruebe su efectividad sin consecuencias.

Pero pese a la pandemia, la vida sigue y hemos tenido que adaptarnos a las nuevas condiciones. Es aquí donde la innovación y la tecnología han salido al rescate para aportar opciones que han sido ampliamente usadas. Sin temor podemos decir que la tecnología ha salvado al mundo de la inacción y la inmovilidad.

Ya veníamos de un proceso de adopción acelerada de la tecnología para reducir costos, mejorar la comunicación y la colaboración, tener acceso al conocimiento, ampliar mercados y sumar los beneficios de las tecnologías exponenciales, tanto a niveles organizacionales como personales. Pero no cabe duda que la pandemia nos obligó a hacerlo de manera inmediata para no detenernos.

Hoy en día ya se convirtió en una práctica cotidiana el uso de plataformas de videoconferencias, de colaboración y de compras electrónicas. Somos usuarios más intensivos de los programas informáticos, de Internet y de las redes sociales.

Pensando en ello, ¿quiénes son las empresas tecnológicas ganadoras en este proceso histórico? Creo que a nadie le sorprende que sean Zoom, Apple, Amazon, Netflix y Microsoft.

Zoom se convirtió en una de las plataformas más populares en el mundo para tener reuniones virtuales, tanto para los empresas y las organizaciones, como para las personas comunes. Su facilidad de uso y su bajo costo han sido determinantes para su liderazgo. Este crecimiento en su uso se ha visto reflejado en su valor. Su acción pasó de $105 dólares en marzo a $536 dólares en octubre, un increíble crecimiento de 411%.

Apple, la icónica empresa ligada a la innovación tecnológica, tuvo un incremento de sus acciones de marzo de $58 dólares a $121 dólares en octubre, registrando un incrementó de 116%.

Amazon, el gigante del comercio electrónico y de cómputo en la nube, también ha tenido un importante avance en su valor: pasó de un costo de acción de $1,635 dólares en marzo a $3,541 en septiembre, un aumentó de 104%.

Netflix, la plataforma de entretenimiento a través de streaming, también tiene un mejor valor de sus acciones, al crecer de $299 dólares en marzo a $542 dólares en octubre, acumulado un crecimiento de 81%.

Microsoft, el legendario líder en programas informáticos, registró un incrementó de 62% en el valor de sus acciones, al pasar de un valor de $135 dólares en marzo a $220 en octubre (https://bit.ly/3nuSxYK).

Si hablamos del valor de las empresas, las compañías que consolidaron su liderazgo, de acuerdo con el Financial Times, son Amazon ($401,100 millones de dólares), Microsoft ($269,900 millones de dólares) y Apple ($219,100 millones de dólares).

No cabe duda que los problemas son también grandes oportunidades. Así vemos algunos gobiernos (no es el caso de los nuestros), empresas y emprendedores que se han adaptado con éxito a las nuevas condiciones y han aprovechado las ventajas de la tecnología para seguir operando e incrementando su presencia y la satisfacción de sus usuarios.

También hay sectores que se han tenido que transformar de manera rápida, y que seguramente los cambios se mantendrán una vez superada la emergencia sanitaria, como lo son el trabajo, la educación, la salud, el comercio y el entretenimiento.

La pandemia nos afectó, pero también nos transformó. ¿Y a ti?

Comments

comments