El año de 2020 trajó consigo la llegada de un nuevo virus que amenza en convertirse en la primera pandemia del siglo XXI, y que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha infectado ya a cerca de 90,000 personas en el mundo y le ha costado la vida a 3,100 seres humanos. Además ha llegado a 77 países y a todos los continentes, a excepción de la Artántida. Esta información cambia día a día, por lo que de entrada le recomendamos visitar un mapa en vivo de la enfermedad: https://windy.app/coronavirus_map.189_INFOGRAFIA_TEC CORONAVIRUS

La OMS establece como zona cero a la ciudad de Wuhan, China, donde el 31 de diciembre de 2019 se notificó del primer caso de covid-19. China es el país más afectado con cerca de 90% de los casos de infección y 95% de las muertes por este virus. Aunque la tendencia actual marca una reducción de los casos en este país asiático y un crecimiento de casos en el resto del mundo.

En México se acaban de detectar los primeros casos, mismos que son de personas que fueron infectadas en sus viajes fuera del país, principalmente a Italia.

Sin lugar a dudas, el epicentro de la eventual pandemia se encuentra en China, país que trata de responder ante este grave problema y a la vez demostrar su fuerza y capacidad como potencia mundial. Así anunció y construyó en 10 días un hospital especializado para combatir este virus con 1,000 camas disponibles.

El país oriental también aprovecha la tecnología para vencer la enfermedad. Aquí algunas de las tecnologías y aplicaciones que utiliza:

  • Drones. Ante el reto de desinfectar grandes zonas potencialmente infectadas en China y la necesidad de monitorear a las personas en la práctica de medidas preventivas o con riegos de haber contraído el covid-19, el gobierno chino está utilizando drones especializados. Así, ha puesto en operación un ejército de drones que se dedican a rociar con desinfectante las zonas comprometidas. A la fecha, con este método se han cubierto 600 millones de metros cuadrados en todo el país y con una eficiencia del rociamiento 50 veces más rápida que con métodos tradicionales. De igual manera, drones monitorean a los habitantes de las ciudades infectadas para asegurarse que estén practicando las medidas preventivas o monitoreando de manera remota con cámaras térmicas sus temperaturas para localizar y canalizar posibles personas contagiadas. En algunos casos, los drones son utilizados para hacer entregas de medicamentos o comida, ante las medidas de aislamiento tomadas.
  • Robots. Los riesgos de contagio se incrementan al contacto humano. Por ello algunos restaurantes están usando robots para llevar la comida en los restaurantes de la cocina a la mesa del comensal. Asimismo, se usan para llevar medicamentos, equipos y utencilios médicos a los hospitales de lugares comprometidos, como son los nosocomios de Wuhan. En estos mismos hospitales, los robots están rociendo desinfectante en lugares de alto riesgo de contagio, como salas de aislamiento, unidades de cuidados intensivos y quirófanos.
  • Inteligencia artificial. La plataforma Baidu, el Google chino, está trabajando un modelo de inteligencia artificial en código abierto para detectar a personas en las ciudades de riesgo que no llevan mascarrillas o que no se están protegiendo correctamente. Aseguran que en pruebas con más de 100 mil imágenes han logrado tener un procentaje de acierto de 96.5%.
  • Big data. Los centros de investigación y las instituciones de gobierno están haciendo esfuerzos importantes en recopilar los datos relacionados con los contagios de coronavirus en China. Para ello están implementando medidas de monitoreo de movimientos en las ciudades, calles, edificios, centros comerciales, supermercados y demás zonas transitadas, como el uso de códigos QR con sus celulares y sensores de temperaturas corporal. La idea es poder explotar la información con plataformas de big data para entender el comportamiento de los contagios y llegar a ser predictivos.

China demuestra que una alternativa eficaz ante el contagio mundial del covid-19 es el uso de la tecnología. Esperemos que tengan éxito y pronto nos den buenas noticias ante la creciente preocupación de que la expansión del virus se convierta en pandemia y ponga en riesgo la salud del mundo.

Comments

comments