Nuevos escenarios electorales

Los escenarios para la contienda política del 2018 están cambiando rápidamente
septiembre18

Una encuesta del periódico Reforma, publicada el miércoles pasado, da cuenta del Frente Ciudadano por México (FCM) como una opción competitiva para las elecciones del 2018.

Si bien la conformación de dicho Frente, en el que participan PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, es muy reciente, ya más de la mitad de los mexicanos (52%) sabe de su existencia. Es de esperarse que una vez que postule a su candidato a la Presidencia de la República, el nivel de conocimiento se incremente de manera importante y, con ello, su radio de acción para posicionar su oferta política entre los potenciales electores.

septiembre-18Los autores de la encuesta jugaron con varios escenarios: en el primero preguntaron qué prefieren los encuestados para 2018. 54% se inclinaron porque gobierne el FCM, y sólo 24% porque siga gobernando el PRI. En un segundo escenario, confrontaron a López Obrador contra el PRI. 44% se inclinó por el primero y sólo 24% por el tricolor. En un tercer escenario, pusieron cara a cara a AMLO contra el FCM. 40% se decidió por el tabasqueño y 37% por el Frente PAN-PRD- Movimiento Ciudadano.

Aquí me detengo para compartir algunas reflexiones.

  1. El FCM le saca una ventaja de 10 puntos porcentuales a Morena/López Obrador. El Frente está logrando romper con el monopolio mediático de AMLO. Los ciudadanos empiezan a disponer de nuevas opciones en el espectro político-electoral y esto hará que la intención de voto por AMLO y Morena empiece a redistribuirse entre otras fuerzas y actores políticos. Así que quienes pronosticaban el triunfo del populismo para 2018, tendrán que revisar sus proyecciones.
  2. En un cara a cara entre el Frente y AMLO, éste obtiene una ventaja de apenas tres puntos porcentuales. Las distancias se acortan, y si el Frente logra postular un candidato con suficiente carisma, credibilidad y credenciales éticas, no tardaremos en ver a López Obrador en el segundo lugar.

AMLO dice que mienten aquellos que afirman que hará de México otra Venezuela, que su lucha es pacífica y que “no se ha roto un vidrio”. Sin embargo, nadie olvida el plantón que realizó en la avenida Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, después del supuesto fraude en su contra en las elecciones presidenciales de 2006. De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio de la capital, esa “protesta pacífica” afectó a 35 mil empresas que contabilizaron pérdidas económicas por casi 8,000 millones de pesos; casi 4 mil personas perdieron sus empleos.

El reciente proceso para elegir al candidato de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México exhibió de nueva cuenta el escaso aprecio por la transparencia. El método fue una encuesta coordinada por el propio hijo de López Obrador, y cuya metodología nunca se hizo pública.

Las discrepancias internas han aflorado. Ricardo Monreal, uno de los aspirantes derrotados por la favorita Claudia Sheinbaum, en un proceso de selección cuestionado, ha anunciado su decisión de abandonar las filas de Morena para contender por la capital del país al amparo de otra fuerza política.

Monreal, un personaje ambivalente, ambicioso, pero dueño de sólidas credenciales políticas y gran comunicador, puede no sólo quitarle un importante número de votos a Morena, sino incluso, ganar la elección en la capital. El efecto Ciudad de México, con el padrón electoral más importante del país, podría perjudicar gravemente a Morena en un escenario de contienda cerrada entre los candidatos presidenciales de las tres principales fuerzas políticas.

López Obrador ya no tendrá más la cancha para él solito. Y eso le va a generar muchos problemas. Va a mostrar de qué está hecho. Es un político limitado en términos conceptuales, monotemático. Ello, frente a un José Antonio Meade o un Ricardo Anaya que se caracterizan por ser carismáticos, excelentes oradores. Él sólo tiene su discurso anticorrupción.

Los escenarios para la contienda política del 2018 están cambiando rápidamente y, tengo la impresión de que Morena y su líder tendrán que hacer mucho más que lo que han mostrado hasta el momento para seguir al frente en la intención de voto de los ciudadanos.

Vienen tiempos políticos muy interesantes.

Comments

comments