Ciudades Inteligentes para superar rezagos y desafíos

En México poco hemos debatido sobre ello y menos trabajado en dicha dirección, por lo que se acerca una nueva crisis: La urbana.
junio-20

Nos acercamos con fuerza y sin convicción a un futuro incierto. Uno donde a los rezagos a los problemas no resueltos, se suman los nuevos desafíos de las dinámicas propias de un mundo cada vez más desigual y desunido. Veamos los datos.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para el año 2050 se espera que la población mundial sea de 9 mil millones, dos mil millones más que la actual. En paralelo, la economía va a crecer cuatro veces, trayendo consigo una gran demanda de energía y recursos naturales, algunos de ellos a punto de agotarse. Produciremos más bienes y servicios, pero los distribuiremos de manera más desigual todavía. Se consolidará la transición demográfica de una sociedad de adultos a una sociedad de adultos mayores: 25% de la población de los países agrupados en la OCDE serán personas mayores a 65 años, contrastando con el 15% actual.

junio-27Pero lo más notable, será que 70% de la población mundial vivirá en las ciudades. Y ello significarán retos enormes, pues las ciudades muestran graves crisis en materia de cohesión social, pobreza, desigualdad, planeación urbana, movilidad, seguridad, sustentabilidad, consumo de energía, entre otros aspectos. Frente a ello, ¿qué se puede hacer? Una de las únicas opciones es transformar el actual modelo caótico de desarrollo urbano a uno basado en el uso estratégico de la tecnología, esto es, implementar modelos de ciudades inteligentes.

De acuerdo con Wikipedia, una ciudad inteligente es una “ciudad donde la inversión social, el capital humano, las comunicaciones, y la infraestructura, conviven de forma armónica con el desarrollo económico sostenible, apoyándose en el uso y la modernización de nuevas tecnologías (TIC), y dando como resultado una mejor calidad de vida y una gestión prudente de los recursos naturales, a través de la acción participativa y el compromiso de todos los ciudadanos”.

El concepto de ciudad inteligente considera cuatros aspectos básicos: el medio ambiente y las limitaciones energéticas, la comunicación fluida y efectiva de sus actores sociales, el uso compartido de bienes y servicios, y la integración de nuevas tecnologías de la información y comunicaciones. ¿Y cuáles son los aspectos que se consideran en las ciudades inteligentes?

Según el Índice IESE de Ciudades en Movimiento de la Universidad de Navarra, hay 10 aspectos fundamentales: capital humano, cohesión social, economía, gestión pública, gobernanza, medio ambiente, movilidad y transporte, planificación urbana, proyección internacional y tecnología. La Universidad española evalúa anualmente el desempeño de 181 ciudades para elaborar un ranking de las ciudades con mayores avances como ciudades inteligentes. Así, el Índice 2016 esta conformado de la siguiente manera:

  • Nueva York
  • Londres
  • París
  • San Francisco
  • Boston
  • Ámsterdam
  • Chicago
  • Seúl
  • Ginebra
  • Sídney

¿Dónde están las ciudades mexicanas? En el último tercio: la Ciudad de México es la 100, Monterrey la 102 y Guadalajara la 116. El ranking de Latinoamérica tampoco nos beneficia, donde en los primeros lugares están Santiago de Chile, Buenos Aires y Medellín. La Ciudad de México es la número 4 y Monterrey la 5. Además, el Índice IESE de Ciudades en Movimiento señala los principales retos a superar por las ciudades mexicanas:

  • Ciudad de México: cohesión social, medio ambiente y planificación urbana.
  • Monterrey: capital humano y medio ambiente.
  • Guadalajara: capital humano, cohesión social, medio ambiente, gobernanza, planeación urbana, proyección internacional, tecnología, movilidad y transporte.

Es claro que el modelo actual de desarrollo de las ciudades basado en el consumo de más recursos está agotado. Es el momento de cambiarlo y el modelo de ciudades inteligentes ofrece opciones para darle sostenibilidad y futuro a los espacios urbanos, que serán el hábitat natural de los habitantes del siglo XXI. Esto les ha quedado claro a las grandes orbes del mundo. En México poco hemos debatido sobre ello y menos trabajado en dicha dirección, por lo que se acerca una nueva crisis: La urbana.

Comments

comments