no_photo-894.png

 

Antecedentes

  • El mundo de las tecnologías de la información y comunicaciones vive en constante cambios, desde nuevos paradigmas, modelos y soluciones, hasta la manera en que se adquiere la tecnología. Así, recintemente se llego a la conclusión que la mejor manera de disfrutar de los beneficios de las nuevas tecnologías es a través de su adquisición como servicio, en vez de adquirirla como un bien.
  • A través del modelo de servicios, se utiliza todo el potencial de las soluciones tecnológicas pero solamente se paga lo que se usa, inclusive incoporando en el precio la infraestructura y la administración de la misma que se consuma.
  • La posibilidad de disponer de las soluciones que se precisan con un modelo de suscripción y bajo demanda que disminuye los tiempos de implantación de software tradicionales, facilita la flexibilidad en su uso y disminuye los costos respecto a las elevadas licencias tradicionales de las aplicaciones propietarias. Este modelo ahora es potenciado por los servicios de TIC en la nube, y se esta ofreciendo bajo la denominación de software como servicio.
  • Pero el impacto de este modelo de adquisición de programas de cómputo puede ir más allá, y afectaría positivamente a uno de los problemas más arraigados entre las empresas que desarrollan y comercializan software: la piratería.

Software en la Nube

  • Recientemente la empresas Business Software Alliance (BSA), entidad global que promueve el uso del software legal, en su último informe sobre el estado del uso del software ilegal en el mundo, coincidiendo con la empresa consultora IDC, indica que la nube, y en particular el suministro de software como servicio, permitirá en el tiempo que disminuya el uso de software sin licencia.
  • El mercado de servicios de software en la nube es aún joven y su uso está más extendido en los países desarrollados, es decir, aquellos en los que precisamente la piratería se usa en menor medida. Así, mientras que el uso de servicios en la nube se extiende al 82% en el caso de las organizaciones europeas y estadounidenses, en el resto del mundo apenas es del 18%. Claro que el uso del software en general también es más bajo: mientras en las dos primeras regiones asciende al 72% de los consumidores de tecnología, en el resto de países es de sólo un 28%.
  • El impacto en el combate a la piratería de software a través del uso de la nube para su renta como servicio, se prevé sea a mediano y largo plazos. A la fecha, el empleo de las soluciones de software como servicio aún es muy limitado: solo representa el 9.3% del mercado total (un negocio que asciende a los 398,000 millones de dólares), frente al 90.7% que representa el software empaquetado tradicional. Aquí hay que acotar los datos de IDC solo toma en consideración aquellas soluciones en la nube que sustituyen a las de software tradicional (no a las que suponen un nuevo tipo de aplicación).
  • Por otro lado, aunque es cierto que el uso del software en la nube permite a los proveedores de software un mayor control sobre la distribución de sus soluciones y el uso que se hace de éstas, también lo es la existencia de mecanismos para burlar el sistema, por ejemplo, a través de la práctica de compartir las credenciales. En teoría los usuarios no deberían dar a otros los identificadores con los que acceden a los servicios de software en la nube, pero en la práctica ocurre. Según el informe de la BSA,el 52% de los usuarios de servicios de software en la nube lo hacen, y cada vez más (en 2011 era el 42%).
  • Y de la más de la mitad de usuarios que comparten estos datos de acceso, un 62% lo hace con frecuencia, y, lo que es más preocupante, el 18% lo hace con personal externo a su empresa. Curiosamente esta compartición de credenciales también se practica en mayor medida en los países en vías de desarrollo (el 75% de los encuestados de China, India y Tailandia afirmaron hacerlo) que en los desarrollados (en Dinamarca, Finlandia y Reino Unido solo el 45% asegura compartir credenciales para acceder a servicios cloud).
  • Lo grave es, según el estudio, que a medida que los servicios en la nube se extiendan, en estos países también aumentará la compartición de credenciales de modo que, de nuevo, el uso ilegal del software seguirá existiendo. Esto reperesenta una gran paradoja.

Conclusiones

  • La pirateria, en cualquiera de sus modalidades, representa grandes pérdidas económicas para las industrias y fomenta el comercio ilegal, mismo que en muchas ocasiones se relaciona con la delincuencia organizada, y sus redes nacionales e internacionales. Constantemente se implmentan nuevas y más duras legilsaciones para castigarla, pero muchas de éstas medidas terminan criminalizando al usuario.
  • Por ello, la posibilidad de tener mejores servicios a través de la renta de software en la nube, más económicos y de mayor calidad, abren posibilidades para que más personas y organizaciones puedan tener acceso al programas y plataformas tecnológicas sólidas y legales. Sin lugar a dudas, la respuesta a la pirateria esta directamente ligado al precio y a la calidad de soporte. La nube puede ser la solución.

Comments

comments